BODA ANNABEL Y JOSE

21.09.2019

Hoy queremos compartir con vosotros un resumen de la boda de Annabel & Jose en Fuerteventura, Islas Canarias ... ¡Qué la disfrutéis!  

Fotografía: Jirifoto / Videografía: Osain Alvarez / Finca: Tetir / Peluquería y Maquillaje: / Wedding planner: Desai Espana (Madrid) / Música:

Annabel y Jose se casaron este verano. Aunque ellos viven en Madrid, escogieron volver a Fuerteventura, tierra del novio, para celebrar su boda. Tras muchas idas y venidas para poder preparlo todo desde allí, y con mucha ayuda de su familia, ¡Por fin llegó el día!.

Annabel comenzó los preparativos en la casa rural de Tetir, rodeada de su gente más cercana. Con muchos nervios pero muy ilusionada, su familia y sus amigas, se ocuparon de que estuviera perfecta para el gran día. Jose, por su parte, comenzaba la jornada de forma más íntima, junto a sus mejores amigos y su madre.

La pareja escogió para casarse la casa rural en Tetir. La boda comenzó pronto, a las 11:30h. Se celebró en jardín de la finca. Era por tercera vez que el equipo de Jiri asistía a una boda allí. Así todo un lujo.

Jose esperaba emocionado a su futura mujer en el altar, que entraba del brazo de su madre. A ambos se les iluminó la cara al verse, y disfrutaron de una ceremonia emotiva donde no faltaron las lagrimas, sonrisas y las miradas de complicidad entre ellos.

La música fue uno de los puntos fuertes de la boda, y la barra libre comenzó con un concierto que hizo bailar a todos los presentes.

¡Fue super divertido!

El patio lucía precioso, decorado por el wedding planner madrileno Delai Espana. Poco a poco los invitados fueron llegando y pudieron disfrutar del cóctel y de algunas mesas temáticas.

El convite continuó en el patio, donde los novios quisieron regalar a sus invitados algunos detalles solidarios. En cual vivimos grandes momentosy divertidos, y sus invitados disfrutaron tirando se junto con los novios a la piscina.

Después, el primer baile de Annabel y Jose como marido y mujer dió el pistoletazo de salida para la gran fiesta. Como ya se auguraba en el cóctel, la música fue uno de los puntos fuertes de la boda, y la barra libre comenzó con un concierto que hizo bailar a todos los presentes. ¡Fue super divertido! Todos participaron de la fiesta y disfrutaron de cada momento.